Ich schlüpfte in Ihrer Partei

Un evento en la discoteca Keeper comisariado por Rubén Gutiérrez del Castillo
Sala Keeper
C/Juan Bravo, 31. Madrid
Viernes, 21 de octubre. A partir de las 23:30 h.

Integrada en el marco de la sección SOUND-IN dedicada a la música experimental y al arte sonoro, Ich schlüpfte in Ihrer Partei (espasmódica traducción de Google al alemán del título de la canción de Mecano “En tu fiesta me colé”) surge como una propuesta de enrarecimiento y reflexión acerca de un viernes noche en la discoteca Keeper, local emblemático -y pionero- de cierto modo de entender el ocio nocturno en Madrid.

Una fiesta en Keeper. Una fiesta de discoteca. Bajo la simple apariencia de la exaltación del hedonismo, las fiestas de discoteca se rigen por las mismas dinámicas que operan en el resto de mercados. La vieja ley de la oferta y la demanda. Los participantes llegan, exponen sus capitales (capital relacional, capital sexual, también dinero, por supuesto) y proceden al intercambio. El resultado del proceso (cada uno cuenta la feria según le va en ella) puede ser la plenitud carnal/relacional, la soledad o incluso una nefasta combinación de ambas. Un mercado, pues, como tantos otros. Pero siempre bajo el manto del alcohol y del DJ.

En Ruidos. Ensayo sobre la política económica de la música, Jacques Attali afirmaba que la música sirve al poder mediante tres estrategias: hacer olvidar, hacer creer y hacer callar. Estas tres estrategias están absolutamente presentes en la praxis habitual de una discoteca, donde a través de la fantasmagórica cabina del DJ (situación acusmática donde las haya), la música contribuye al éxito de la fiesta haciendo olvidar, haciendo creer (I gotta feeling, that tonight’s gonna be a good night, que cantan los Black Eyed Peas) y haciendo callar.

En Ich schlüpfte in Ihrer Partei hemos invitado a un amplio grupo de músicos para que a través de intervenciones consecutivas (algunas incluso simultáneas) de 15 minutos modifiquen las dinámicas propias de una discoteca, de una fiesta. Mientras tanto, la barra seguirá abierta, dispensando bebidas.

Si traes invitación, la primera copa es gratis.